Excombatientes buscan reincorporarse cerca de sus familias

Cerca de 20 excombatientes, en busca de sus familias y amigos, se desplazaron del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación de Carrizal para San Francisco en Yondó Antioquia.

“No, no, no, en ningún momento” fue la primera expresión de Heriberto al preguntarle si este movimiento realizado desde Carrizal a la Vereda San Francisco en el municipio de Yondó, significaba bajar los brazos a este proceso que viene avanzando hace más de un año. “Al contrario, es venir acá donde están los amigos, la familia, es continuar todo este proceso de reincorporación a la vida civil”. Heriberto un hombre de 50 años y quien pertenecía al Bloque Magdalena Medio, aseguró que la reincorporación debe buscarse al lado de sus seres queridos. “Hay que buscar la reintegración con la familia, con el amigo, con el conocido, con ese que veíamos pero que nos miraba con ese temor, ósea con prevenciones, hoy en día ya no se da eso, ahorita ya podemos hacer esa reintegración públicamente”.

Luisa Fernanda Pino una mujer de 39 años, quien dedicó más de dos décadas de su vida a la lucha armada, reconoce que “la guerra es una cosa horrible y la paz es maravillosa”. Para esta madre de dos hijas, dejar las armas e iniciar un proceso de reincorporación representa estar al lado de su familia y recuperar el tiempo perdido, por eso, cuando fue posible no dudó un segundo en volver a su tierra. “Cuando nos dijeron: ¿para dónde se quieren ir?, la mayoría para donde uno más conoce, la gente y el terreno, además acá tenemos el agua, la energía, tenemos todo. Voy a estar más cerca de mi familia, para el lado de allá no tengo a nadie, para este lado es donde la tengo, por ejemplo tengo mi hija en barranca, por acá tengo mis hermanos, y uno se viene para donde hay y son mejores las posibilidades”.

Para este grupo de excombatientes lo más importante es iniciar su proceso de reincorporación en la región donde se encuentran sus ancestros, además en zonas donde aumenten las posibilidades de emprender sus proyectos productivos. “En estas tierras uno puede desarrollar muchas cosas, estas tierras son aptas, lo que uno le siembre le produce, en agricultura, en ganadería, en pesca, son tierras aptas para lo que uno las quiera aprovechar”, explica Heriberto durante la visita de verificación por parte de una delegación conformada por las Naciones Unidas, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y la Gobernación de Antioquia.

Lo que está claro, es que en este territorio existe un ambiente positivo y esperanzador, no faltan los temores pero están convencidos y conscientes de su decisión y del camino que aún falta por recorrer, que aunque difícil, no es imposible, por eso Juan Pablo Blanco, excombatiente, no pone en duda su compromiso con el país, al dejar las armas y reincorporarse a la vida civil. “Nosotros estamos comprometidos con que no vamos a volver a tomar las armas, no vamos a volver a empuñar un fusil, a ponernos un camuflado, para volver al pasado, nosotros estamos comprometidos con la reincorporación, con la paz con justicia social”.