Venezolanos en Rionegro, un problema de gran magnitud que podría desbordase

Como muestra de una realidad que afecta a todo el país, el encuentro de Venezolanos en Rionegro evidenció la verdadera magnitud de esta problemática, aunque esperaban unos 200 asistentes a esta convocatoria, la presencia de ciudadanos del vecino país superó todas las expectativas con mucho más de mil personas, quienes acudieron en masa en busca de información sobre sus derechos, de orientación a la legalización de su situación migratoria y acompañamiento a las diversas problemáticas expuestas en las múltiples historia de vida que fueron narradas por los venezolanos en el evento.

El encuentro realizado el pasado 23 de octubre en el auditorio de la Institución Educativa Julio Sanín de Rionegro, fue organizado por la Administración Municipal y por el grupo de voluntarios denominado Venezolanos en Rionegro, quienes desde semanas antes han tenido una interlocución permanente con la Secretaría de Gobierno, en cabeza de Gregorio Orjuela, para la búsqueda de alternativas que propendan por una inserción sin traumatismos de esta nueva población a la vida de la ciudad, por eso el encuentro estuvo acompañado del Personero Carlos Andrés García, representantes de las secretaría de Salud y Bienestar Social, Migración Colombia y la Cancillería colombiana.

Entre las mayores problemáticas evidenciadas en este encuentro se destacan el de la legalización del status migratorio de los venezolanos en la ciudad, un problema que tiene múltiples rostros según contó a este medio la señora Florinda Pargas quien lidera con otros venezolanos el grupo de migrantes en Rionegro.

Cuenta Florinda Pargas que hay diferentes modalidades en las que están los venezolanos en el país, por un lado y tal vez los más afortunados, son aquellos ciudadanos venezolanos hijos y nietos de colombianos que hace cuatro o cinco décadas migraron a Venezuela y tienen acceso a la nacionalidad quienes requieren es insertarse de manera satisfactoria, también están los venezolanos con pasaporte sellado y que pueden aspirar a una a visa de trabajo, “ahí lo que se necesita es tiempo y articulación con las autoridades para generar esos permisos, que nos permitirían el acceso a la educación en general” comenta la señora Pargas, “también un grupo de venezolanos que por las razones de tipo político, coercitivo, que está haciendo el gobierno venezolano nos impiden tener pasaporte o no los sellan del lado venezolano y obligan a una migración ilegal” en este caso la personería de Rionegro fue clara frente a la situación de estas personas que sin importar el estado de su documentación o tengan algún tipo de irregularidad, toda persona de cualquier nacionalidad, se le debe cumplir con sus derechos humanos para asegurar su calidad de vida, con acceso a servicios como la salud básica y la educación.

El secretario de Gobierno Gregorio Orjuela dijo que urge la necesidad de solicitar un COMPES a nivel nacional que posibilite tanto al departamento como a los municipios los recursos suficientes para atender la problemática, ya que los municipios no cuentan con los dineros suficientes para cubrir todas estas necesidades, el señor Gobernador de Antioquia debería solicitar este COMPES que solamente estaba destinado para las fronteras pero como se evidenció en este encuentro, los inmigrantes están es al interior del país y se hace necesario los recursos para poder brindarle las ayudas humanitarias que requieren todos los venezolanos.

Según comentó Gilberto Augusto Soto representante de la Cancillería, lo más importante es que ellos traten de regularizar sus situación en Colombia, en caso de que no porten un pasaporte se puedan acercar al consulado de Venezuela que tiene representación en Medellín o en Bogotá y puedan tramitarlo, si ya tienen pasaporte legalmente sellado es muy importante que puedan realizar toda la gestión posible para solicitar una visa que les permita tener una permanencia regular durante un buen tiempo aquí en Colombia, en el caso de los ilegales deben atender rápidamente esta situación o podrían enfrentar sanciones y hasta la deportación.

En el encuentro quedó claro que sin documentos no es posible acceder a un trabajo que les permita su sustento, a propósito de esto la señora Pargas comenta que esto es muy complicado porque las leyes colombianas son claras en este sentido y ellos deben cumplirlas “aquí la búsqueda es que pueda cumplir con los requisitos para insertarse en el sector laboral, guiarlos porque también hay mucho desconocimiento…mucha gente quiere trabajar mucha gente quiere insertarse pero le falta un papel, no sabe cómo actualizar no sabe cómo sacar una visa de trabajo, por ejemplo en el sector empresarial de Rionegro muchos empresarios no saben cómo activar, creo que muchos empresario de la zona podrían contratar venezolanos pero no saben cómo es el papeleo, yo creo que hay mucha desinformación” agrego la líder del grupo de venezolanos en Rionegro.
Por su parte el representante de la Cancillería hizo un llamado para que se consulten los canales Web de la cancillería, esta enditad ha querido tomar la delantera en el mundo y tener sistemas de tramites online, para brindar una atención oportuna y de fácil acceso a quienes requieran regularizar su situación migratorio en Colombia.

De otro lado la señora Pargas propone de manera respetuosa la unión de esfuerzos entre los municipios del Oriente antioqueño ya que el problema no es solo de Rionegro “porque hay venezolanos en Guarne, en Marinilla, en el Carmen de Viboral, y que hacen vida, o sea las fronteras aquí en el oriente de Antioquia prácticamente no existen hay gente que vive en guarne y trabaja en Rionegro, hay gente que vive en marinilla y trabaja en Guatapé” , lo que evidencia una problemática regional que debe tener soluciones más integrales.
En cuanto a las capacidades de los Venezolanos la señora Pargas puntualizó que “somos personas que queremos trabajar, hay mucho empresario que quiere emprender si hay una plataforma productiva que apalanque eso y eso es lo que queremos vivir, convivir con esta ciudadanía y poder hacer una vida de paz y de tranquilidad que es lo que estamos buscando” para ella es necesario que la inserción sea pacífica y fluida, también expresa que la Secretaría de Gobierno ha entendido la magnitud de esta situación, tienen prendidas las alerta para evitar que se vuelva un problema social y añadió “ que hagamos más bien un mestizaje cultural traer lo bueno que tenemos los venezolanos y hacer más productiva esta zona”.

Con muchos venezolanos por fuera del recinto, el encuentro se extendió hasta horas de la noche y aunque tal vez no fueron resueltas todas las inquietudes si se sentó un precedente importante para delinear rutas de acción que permitan atender de la mejor manera los problemas evidenciados.

Al final del evento la señora Pargas pidió paciencia a los venezolanos y respeto por el ordenamiento jurídico colombiano “hoy este encuentro era para mirarnos, para contactarnos para darnos un abrazo de aliento, para decir que no estamos solos, que alguien nos escucha, hay mucha tarea por hacer, recuerden una frase que hemos estado usando, solos caminamos rápido, pero juntos llegamos más lejos”.

Con la promesa de seguir realizando encuentros y continuar activando canales de comunicación y de diálogo terminó el evento que puede servir como ejemplo a otros municipios y ciudades de todos los rincones del país donde ya se observa en sitios públicos la gran cantidad de venezolanos que han tenido que migrar hacia el territorio colombiano.