Gracias a presión militar y policial fue liberado ganadero

El pasado martes 5 de diciembre, tres sujetos vestidos de civil y armados, llegaron hasta una finca en la vereda Magaseña, zona rural del municipio de Salgar, al nordeste del departamento de Antioquia y tras intimidar a las personas que allí se encontraban, procedieron a llevarse a un ganadero, propietario del inmueble.

Los individuos, huyeron del lugar, con el plagiado, con rumbo desconocido. De inmediato los familiares dieron aviso a tropas de la Cuarta Brigada de la Séptima División, quienes de inmediato de manera conjunta y coordinada con la Fuerza Aérea Colombiana y la Policía Nacional, lanzaron un completo dispositivo por aire y tierra para localizar al ciudadano y sus captores.

Fue así, como horas después, y tras la presión ejercida por los uniformados, los delincuentes, optaron por liberar a su víctima y emprender la huida y evadir así el cerco tendido por las autoridades.

El ganadero, de 37 años de edad, fue encontrado por unidades del Batallón de Infantería N.11 ‘Cacique Nutibara’, quienes de inmediato lo trasladaron a un centro médico donde tras ser valorado, se dictaminó que se encontraba bien físicamente.

Pero allí no paró la búsqueda y Ejército, Fuerza Aérea y Policía, mantuvieron sus esfuerzos para localizar a los tres secuestradores. Horas más tarde, un sub oficial de la Cuarta Brigada, observa a unos individuos cruzando el puente de Rodas, de la vereda La Clara del municipio de Salgar, quienes tenían características muy similares a las de los secuestradores. Tras ser detenidos, se comprueba que eran los mismos que el día anterior se habían llevado de su finca contra su voluntad al ganadero.

Los capturados, quienes eran delincuentes comunes, exigían una suma cercana a los $150 millones por la liberación de su víctima, fueron dejados a disposición de las autoridades competentes para su respectivo proceso de judicialización.
El ganadero liberado, hoy se encuentra con su familia y presto a compartir esta temporada navideña.
Esta liberación en tiempo record, fue posible gracias a la combinación de esfuerzos por parte de la Séptima División del Ejército Nacional, la Fuerzas Aérea y la Policía. Además fue vital la oportuna y pronta denuncia realizada por parte de la familia de la víctima.