Periodista indignado por desconfianza de la fuerza pública

Como una obstrucción a la libertad de prensa ha calificado el periodista Eder Narváez la actitud de la fuerza pública de policía y SIJIN de Caucasia ante su actividad periodística, en la que manifiesta ser victima de una persecución ya que en el cubrimiento de hechos periodísticos le han pedido en ocasiones repetitivas su identificación, pese a que los comandantes de policía conocen su labor, declara ademas que le niegan información sobre hechos de orden público que involucran la seguridad ciudadana, en donde desde hace tres días solicitó información de un caso de orden público del corregimiento de Cacerí y no ha tenido respuesta, hecho que ya denunció ante la la Secretaría de Gobierno de Caucasia y de manera escrita ante la Fundación para la Libertad de Prensa- FLIP-.

De igual manera, Éder aseguró que el pasado martes 9 de enero cubrió un asesinato en el barrio Primero de Mayo y el patrullero de la Policía Johan Henao en compañía de un miembro de la Sijin, lo abordó, le pidió la cédula y el carnet, documentos que entregó sin ningún problema.

Acto seguido, empezaron a dar los números de la cédula por el radio para identificar antecedentes, asimismo le preguntaron cuáles eran los medios para los que trabajaba. El periodista asegura que como ciudadado esta de acuerdo en los procedimientos, lo que le preocupa es que la situación ha pasado varias veces cuando cubre hechos de orden público y se siente altamente indignado porque su calidad como periodista no la ven reflejada.

Esta persecución será reportada ante la personería, los organismos de derechos humanos y de libertad de prensa. De igual manera, Éder responsabiliza a la Policía y la Sijín por su seguridad.