Pese a las fuertes lluvias, los estudiantes de las diferentes universidades del oriente antioqueño continúan marchando en pro de la educación pública.