La abundancia del mar antioqueño: ¡Golfo de Urabá dando bendiciones a su gente!